I Flaunt being Bilingual and Bicultural By Becky Veliz Ruiz (Age 9)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hola! My name is Becky, but my other name is Rubi. I am 9 ¾ years old. I was born in San Bernadino, California but both of my parents were born in Guatemala. I like gymnastics, dancing and singing karaoke with my family. I also like discovering about the world through science and expressing my feelings in writing. Being bilingual and bicultural, for me, is an invisible difference that I flaunt and feel proud of. From kindergarten to second grade, I was in a bilingual classroom. This meant I was still in progress with my English. I remember first reading a lot in Spanish, talking in Spanish and watching shows in Spanish then later doing a lot more of that in English. I learned English by being focused and going to ESL class. In third grade, I first started using my Spanish to help my best friend by helping her to understand the work. She also spoke Spanish and is from Guatemala just like my parents! Being bilingual has let me help others in many ways. I remember when I was first learning English, I had to take it step-by-step. My aunt helped me a lot and I remember her saying “repeat after me” when she used to teach me new vocabulary. Now, with my parents I do the same thing. Sometimes it feels like a job for me because I must tell them how to write and how to pronounce words in English. In order to help them, I really must know a lot of English so, when I am in school, I focus a lot. I am not always so serious though. Sometimes my parents and I laugh together about our language mistakes. Like when we hear my dad speak English and he mispronounces something or, when I speak Spanish and I mispronounce something we laugh together. I am always careful and helpful with my parents. I am patient with them by carefully listening to how they talk and what they talk about. If I hear a mistake, then I tell them “repeat after me” to help them. I love when they tell me stories. For example, how they grew up, where they lived and why they came to the United States. My dad came to the U.S as a teenager trying to find a better opportunity to study and work. My mom came to the U.S trying to find a safe home with her family. My parents’ hopes of having opportunities, safety and peace are a lot like mine. My future hopes and goals are working for NASA as an astronaut, being a writer and being an engineer. Being bilingual and bicultural will help me because I can communicate with more people and help them too. My invisible difference makes me stand out. I will always use my Spanish to take steps forward in English and help others too. I wish that more people would learn more languages so that they can communicate more and there could be more peace in our world with no discrimination.

 

Spanish Translation by Becky.

¡Hola! Mi nombre es Becky, pero mi otro nombre es Rubi. Tengo 9¾ años. Nací en San Bernadino, California, pero mis dos padres nacieron en Guatemala. Me gusta la gimnasia, bailar y cantar karaoke con mi familia. También me gusta descubrir el mundo a través de la ciencia y expresar mis sentimientos por escrito. Ser bilingüe y bicultural, para mí, es una diferencia invisible de la que “flaunt” hago alarde y de la que me siento orgulloso. Desde el jardín de infancia hasta el segundo grado, estuve en un salón de clases bilingüe. Esto significaba que todavía estaba en progreso con mi inglés. Recuerdo que primero leí mucho en español, hablé en español y vi programas en español y luego hice mucho más en inglés. Aprendí inglés concentrándome y yendo a clases de ESL. En tercer grado, comencé a usar mi español para ayudar a mi mejor amiga ayudándola a entender el trabajo. ¡Ella también hablaba español y es de Guatemala como mis padres! Ser bilingüe me ha permitido ayudar a otros de muchas formas.

Recuerdo que cuando estaba aprendiendo inglés por primera vez, tenía que hacerlo paso a paso. Mi tía me ayudó mucho y recuerdo que decía “repite después de mí” cuando solía enseñarme vocabulario nuevo. Ahora, con mis padres hago lo mismo. A veces me parece un trabajo porque debo decirles cómo escribir y pronunciar palabras en inglés. Para ayudarlos, realmente debo saber mucho inglés, así que cuando estoy en la escuela, me concentro mucho. Aunque no siempre soy tan seria. A veces, mis padres y yo nos reímos juntos de nuestros errores de idioma. Como cuando escuchamos a mi papá hablar inglés y pronuncia algo mal o, cuando yo hablo español y pronuncio algo mal, nos reímos juntos. Siempre soy cuidadoso y servicial con mis padres. Soy paciente con ellos al escuchar atentamente cómo hablan y de qué hablan. Si escucho un error, les digo que “repitan después de mí” para ayudarlos. Amo cuando me cuentan historias. Por ejemplo, cómo crecieron, dónde vivían y por qué vinieron a Estados Unidos. Mi papá llegó a los Estados Unidos cuando era adolescente tratando de encontrar una mejor oportunidad para estudiar y trabajar. Mi mamá vino a los Estados Unidos tratando de encontrar un hogar seguro con su familia. Las esperanzas de mis padres de tener oportunidades, seguridad y paz son muy parecidas a las mías.

Mis esperanzas y objetivos futuros son trabajar para la NASA como astronauta, ser escritora y ser ingeniera. Ser bilingüe y bicultural me ayudará porque puedo comunicarme con más personas y ayudarlas también. Mi diferencia invisible me hace destacar. Siempre usaré mi español para avanzar en inglés y ayudar a otros también. Deseo que más personas aprendan más idiomas para que puedan comunicarse más y podría haber más paz en nuestro mundo sin discriminación.

No comments yet.

Leave a Reply

*